Gobierno debe mejorar la calidad de producción de datos y estadísticas desde las instituciones públicas